martes, 2 de marzo de 2010

marca de nacimiento


Vino de la sombra y se quedó anclada en mi piel. Así es como marcamos reses, terrenos u Odiseas (con Ulises mareados, me dicen). Convencido, como en una mitología de tres minutos, nazco. De la fricción: de la querella: de palabras más altas que otras. Here I am. No hay nada mejor que un tatuaje nervioso para estar a flor de piel, melopea Sloterdijk. Por eso sé que ya existo ya dependo ya escribo ya: (me) vengo al (del) mundo.  





2 comentarios:

Bel of Bradford dijo...

crees que si aplicase saliva y frotase con la lengua esa marca se borraría o está inscrita en tu piel a quemarropa?


(cursileando mientras horneo un bizcocho para mañana y frío croquetas de jamón ibérico para cenar)

Querelle dijo...

pues se te quedaría roja la lengua y la caca rosa. Dentro de poco la tinta se hará sangre bajo piel. atento. vivan las croquetas y tu barba.

Seguidores