miércoles, 28 de abril de 2010

acontecimiento III

Entonces: la representación, sus límites, la realidad, el arte.

o la génesis de la estupidez. en mi regazo como bien se observa. como mal se ve. es un problema de enfoque que arrastro en los genes. y que la sangre me recuerda defecto. tras defecto el mito se hizo historia. oficial historial médico. esa letra "a" ya no la veo. se registra ahí. y eso cambió mi ortografía. para siempre mi léxico cuatro ojos. leen más que dos. mejor que ciegos los topos entendí. la importancia de la imagen para saber. a ciencia cierta que los límites de la poesía comenzaron. con tres dioptrías en mis ojos.  


3 comentarios:

Bel of Bradford dijo...

Buen final para un buen comienzo: poesía eres tú.











(a minúscula para un gran XXXX?)

luna dijo...

víiiiiivaa!



os quiero, chiquetetes

Querelle dijo...

oui, belicoso a minúscula para ti, para mi, para los dos.

y para nuestra luna llena
de XXXX

(we) love you, pequeña!!!!!

Seguidores