jueves, 15 de abril de 2010

acontecimiento I


que el poder agarra en los cuerpos. es una forma de describir su propio fin. y el principio fundamental de su nada orgánica. algo así. como una arquitectura que se proyecta en caída. sobre líneas endebles la escasa materia. agarra en los cuerpos como dice el filósofo. al acariciar su chaqueta de cuero siente. la humedad condensada de la noche. el poder conferido por su tacto. para resolver al final en tautología: un cuerpo es lo que es un cuerpo. el poder que agarra por dentro. aunque supure piel a lo lejos. una especie de política de exteriores. con tratados y convenios. cercando al cuello. apretando la mano. el poder acaba también en ellos. en los cuerpos así el golpe. se limita a los hechos. la sangre a los parámetros ya descritos.

1 comentario:

Bel of Bradford dijo...

Tu risa. Ya no son tus manos. Tus manos me la sé. Ahora es tu risa. Tu sonrisa. Tu risa. La palabra: pasear. Decir la palabra helado contigo. Decir contigo. Ahora no son tus manos. El viento ahora dice tu sonrisa. La voz, la luz, el acento.

Seguidores